Esta técnica viene de la antigua tradición Védica de la India y ha sido practicada por más de 5,000 años. De esta misma tradición viene el yoga, el ayurveda y una gran parte de la filosofía oriental. La Meditación Védica está específicamente diseñada para personas con trabajos, familias y vidas cotidianas, es decir no proviene de prácticas monásticas. Cualquier persona puede aprender a meditar, no es necesario ser tener ningún talento especial. Tampoco es necesario cambiar tu religión, volverte vegetariano, cambiar tu manera de vestir, cambiar tu nombre, sentarte en posiciones complicadas de yoga, ni tampoco es necesario cambiar nada de las cosas que te gustan de tu vida. Tampoco es necesario creer o tener fe en la técnica para que funcione. Todos los beneficios de la práctica llegan con una meditación regular y constante.