¡Feliz día de gracias!


“Es a través de la gratitud por el momento presente que la dimensión espiritual de la vida se abre.”

-Eckhart Tolle-

Hoy se celebra el famoso “Thanksgiving” o “Día de Gracias” en Estados Unidos, pero como también existen personas que lo celebran en México, hoy honraremos esa celebración. Y que mejor celebración que una en donde nos reunimos con nuestros seres queridos y agradecemos la vida y todo lo que nos ha traído. Ya sea que hoy celebres con tu familia o amigos o sea un día como cualquier otro, tomémonos en tiempo de agradecer y darnos cuenta todas las bendiciones que tenemos.

Muchas veces en lugar de darnos cuenta de todo lo increíble que tenemos para ser felices, en vez nos fijamos y nos quejamos en todo lo que no tenemos. Nos quejamos de cómo nos gustaría que fueran las cosas, nos quejamos de lo que no nos gusta y eso nubla la vista a todo lo que si hay. Y cuando nos damos cuenta de todo lo que si hay que agradecer entonces nos damos cuenta de que estamos llenos de bendiciones. De que en realidad no necesitamos nada más. Todo está exactamente como debe de ser.

Es como cuando compramos una rosa. Cuando la compramos viene con todo y espinas. Pero no la compramos por eso, la compramos por la rosa en sí. Claro que existen situaciones que no son ideales y también existen personas con las que a lo mejor no conectamos tanto. Pero hagamos el ejercicio de la rosa; compramos la rosa a pesar de que tiene espinas. Y la valoramos por su hermosura, por su olor, por lo que representa, y las espinas, simplemente las ignoramos o las quitamos. Lo mismo sucede en cualquier situación o con personas. Cuando estemos en una situación que no es ideal o que no nos gusta algo, ignoremos las espinas o tratemos de no enfocarnos en ellas. En vez valoremos la situación por lo bueno que tiene. Lo mismo con alguna persona, si no nos gusta lo que está diciendo o haciendo, valoremos que tiene una hermosa sonrisa, o que su olor es bonito o algo de ellos. Nada ni nadie es completamente malo. Siempre hay algo rescatable, ya sea de alguna situación o persona.

No veamos la vida por lo que no nos ha dado o por lo que nos ha quitado, veámosla por lo que si nos ha dado. Cuándo agradecemos a la vida, la vida nos agradece de regreso. Al dejarnos de enfocar en lo negativo, la vida se llena de cosas positivas. No solo porque empezamos a ver únicamente cosas positivas, pero porque la vida también está consciente y nos regresa lo que sentimos. Vivimos la vida dependiendo de nuestro nivel de conciencia y si vemos la vida de manera feliz, de esa misma manera la viviremos, felices y agradecidos.

También utilicemos esta hermosa tradición para llevárnosla con nosotros siempre. No solo agradezcamos una vez al año. Agradezcamos siempre, porque siempre hay algo que agradecer. Estemos en donde estemos. Nos encontremos como nos encontremos. Preguntémonos, ¿Estamos bien? ¡Claro que estamos bien! ¡ESTAMOS VIVOS!


Entradas destacadas
Entradas recientes