La Verdadera Libertad


La mayoría de las personas creen que la libertad significa que nadie te diga que hacer o que nadie tenga control sobre tus acciones.

La verdadera libertad no se trata de liberarnos de alguna influencia externa; se trata de liberarnos a nosotros mismos de algo interno. Puede ser de algún dolor, resentimiento, miedo, enojo o cualquier sentimiento que nos ate a comportamientos que no queremos tener.

Como cuando nos peleamos con alguien y perdemos el control y acabamos diciendo cosas que no queríamos decir.

Los viejos estreses nos atan a experiencias del pasado. Secuestran nuestros pensamientos y nuestras acciones, haciendo nuestras acciones reactivas en vez de prospectivas.

Eso es una vida de esclavitud. Toda la inocencia está perdida.

La libertad es acción correcta y espontanea en cualquier dado momento. Independientemente de cuantas opciones se encuentren enfrente de ti, tu sabes y escoges la acción que es correcta para ti.

Sin miedo. Sin conflicto. Sin preocupación de las consecuencias.

Eso es libertad verdadera.

Nuestra meta es estar libres e independientes de estar atados al pasado. Con cada sucesiva meditación, mediante la liberación de estrés, tu consciencia se abre a nuevas perspectivas del mundo y de cómo podría ser tu vida, en vez de regresar a los patrones viejos de comportamiento.

Así es como progresamos para lograr experiencias inocentes, reales y espontaneas de la vida en el presente.


Entradas destacadas
Entradas recientes