El Ser Superior, el Ser Universal


Nuestro mejor ser es nuestro ser más alto o elevado, nuestro ser superior – completamente realizado, y queriendo únicamente lo que es mejor para nuestra evolución. Tú, en tu estado de consciencia más puro y elevado. Tú, cuando te das cuenta que no eres únicamente una ola en el mar, pero también eres todo el océano.

Un aspecto de nuestra practica de meditación, es qué al meditar, sistemáticamente construimos una experiencia directa con la identificación de nuestro verdadero Ser. Entonces se agranda nuestra conciencia de “Yo Soy” y así abarca mucho más que únicamente los deseos, pensamientos y emociones de nuestro “pequeño yo”.

Los pensamientos y las emociones son apariencias transitorias dentro del flujo de la conciencia. Su impermanencia subraya lo erróneo que es sacar nuestra identidad de ellos.

El intelecto, cuando no está cimentado en el ser, se equivoca muy fácilmente. Nuestra técnica nos entrena a saber y a darnos cuenta de que un pensamiento es un pensamiento y una emoción es una emoción. Por lo que ya no nos identificamos con su contenido creyendo que únicamente somos eso.

Nuestra practica de meditación es un proceso por el cual ganamos conocimiento de nuestro Ser. Todo ese conocimiento que vamos ganando es para ponerlo en acción.

La meditación es una herramienta para aprender mediante la experiencia. Esa experiencia interna se traspasa a nuestra vida diaria por lo que uno de los pilares de la actualización de lo que vivimos en la meditación es la integración.

La integración es uno de los puntos fundamentales del cambio progresivo de nuestra evolución a una conciencia expandida.

Cuando meditamos, integramos el conocimiento que adquirimos y lo ponemos en acción en nuestra vida diaria. De esa integración viene la integridad, en como actuamos, en como hablamos y en cómo nos tratamos a nosotros mismos, a nuestro entorno y a los que nos rodean. Todo empieza conociendo nuestro propio Ser, el Ser Universal.


Entradas destacadas
Entradas recientes