Aprovechemos las malas situaciones…


La vida es un constante oleaje. No podemos controlar las cosas que nos pasan. Ahora nos encontramos en un momento muy vulnerable en el mundo. Hay huracanes, guerras, temblores y un sinfín de tragedias. Cuando vivimos estos momentos nos preguntamos, ¿por qué están pasando estas cosas? ¿Por qué hay tanto sufrimiento? Pero si nos damos cuenta, dentro del caos que existe, dentro del peligro que hay, vemos que se expresa la humanidad en su expresión mas hermosa. En estos momentos nos damos cuenta de nuestra mejor versión y de nuestras verdaderas intenciones como seres humanos.

Hoy, con el temblor, presenciamos un momento muy fuerte en México. La ciudad entró en caos, había ambulancias, ruidos, gente, edificios derrumbados, vidrios, un sinfín de cosas más. A pesar del caos, a pesar del dolor y de los edificios derrumbados, lo que más impresionante fue la solidaridad, la unión, la ayuda de las personas y el amor.

No podemos controlar ni prevenir este tipo de sucesos, pero si podemos controlar como reaccionamos a ellos. Ver como México hoy se unió para ayudarnos entre todos es un testimonio de la belleza y la naturaleza innata que tenemos como seres humanos.

Es en estos momentos que nos damos cuenta de la belleza de vivir y valoramos lo que realmente es importante. Espontáneamente nos encontramos ayudando a la persona de junto, sin cuestionar quien es ni su historia. Ayudamos porque vemos en el otro un ser humano, como nosotros, que necesita ayuda. En estos momentos sale nuestra mejor versión. Nos olvidamos del odio y de los rencores y en vez nos echamos porras, nos ayudamos, nos protegemos y más que nada nos amamos. Sin cuestionar y sin juzgar, nos ayudamos y nos amamos.

En todo lo malo hay algo bueno. El balance de la vida. En momentos así de fuertes nos damos cuenta de nuestra verdadera naturaleza como seres humanos. Nos damos cuenta de que la humanidad realmente tiene buenas intenciones y estamos diseñados para amar y no para odiar.

Por eso, acordémonos, siempre, de estos sentimientos y de nuestra verdadera naturaleza. Acordémonos siempre de lo frágil y hermosa que es la vida. Acordémonos siempre de ayudar, de sacar lo mejor de nosotros mismos. Acordémonos siempre de dar amor y de olvidarnos del odio, de la avaricia y de todas las cosas negativas que nos rodeen. Aprovechemos este momento para perdonar, ya se a alguien que nos lastimo o a nosotros mismos. Aprovechemos para hablarle a esa persona que hemos tenido en nuestra mente, pero nos ha dado flojera buscar.

También aprovechemos estas situaciones para acordarnos de nuestra verdadera naturaleza y siempre vivir dando amor. Usemos estos momentos para influenciar nuestra vida de manera positiva para así realmente no solo hacer un cambio en nuestra vida y en la de los demás, si no realmente hacer un cambio positivo en el mundo.


Entradas destacadas
Entradas recientes