Reto de Agradecimiento


Si en la vida tu única oración fuera “gracias”, con ella sería suficiente”.

-Eckhart Tolle-

Hoy es el último día del año, un día de mucha reflexión. Reflexionamos sobre nuestro año, sobre lo que logramos y lo que no. Nos ponemos metas nuevas para mejorarnos como persona y evolucionar nuestro ser. Pero también es importante tomar este día no solo para ver que queremos lograr, pero también ver todo el crecimiento que hemos tenido. Todo lo que hemos recorrido, como hemos crecido, como hemos evolucionado, como hemos sabido sobrellevar los retos que nos ha puesto la vida. Y también es un momento muy importante para agradecer. Agradecer todo lo que nos ha dado la vida, todo lo que somos, todo lo que nos da felicidad, todo todo todo.

Por lo tanto, les tengo un reto. Escriban en un papel, a mano si pueden (así es más poderoso), una lista de 108 cosas por lo que están agradecidos. La primera reacción puede ser, ¿108? ¡Es demasiado! La razón porque la que son 108 de acuerdo a la tradición védica, este es un numero sumamente poderoso e importante.

Hay 108 cuentas en mala.

Hay 54 letras en el alfabeto sánscrito, cada letra tiene una versión masculina y femenina, Shiva y Shakti.

54 multiplicado por 2 es 108. 108 es un numero de Harshad, lo cual es un numero entero divisible por la suma de sus dígitos. En sanscrito Harshad significa gran alegría.

Algunos dicen que hay 108 Upanishads, los textos que contienen la sabiduría de los antiguos rishis.

En la astrología hay 12 casas y 9 planetas, 12 multiplicado por 9 es 108.

Hay 108 nombres para las diosas de la india.

Algunos también dicen que 1 significa dios o verdad absoluta, 0 significa la plenitud de una práctica espiritual y el 8 significa infinito o eterno.

El diámetro del sol es 108 veces el diámetro de la tierra. La distancia del sol a la tierra es 108 veces le diámetro del sol.

La distancia promedio de la luna a la tierra es 108 veces el diámetro de la luna.

Y así la sincronicidad continua. El 108 es un número que está presente en toda la naturaleza del universo y de nuestro propio ser.

Aunque estés o no de acuerdo con la importancia de este número, cuando te retas a ti mismo a escribir 108 cosas por la que estas agradecido, algo hermoso sucede. Te transportas más allá de las cosas obvias como tu salud, tu pareja, tus hijos y te empiezas a mover a los campos más sutiles como el sonido de la lluvia a través de la ventana, o el sabor de un buen café. En algún punto te das cuenta que has conectado o entrado a una energía interna que te lleva hacia delante y lo que era algo lleno de esfuerzo se convierte en algo fluido y sin esfuerzo. Te encuentras a ti mismo sonriendo a la hermosa absurdidad de lo que es tu lista y el hecho de que, a lo mejor, puedes continuar.

Esto, resulta, es la manera que la vida se debe de sentir. Simplemente haciendo una lista de agradecimientos, estamos practicando vivir desde nuestro lugar de agradecimiento interno. Y cuando lo hacemos, la vida florece.


Entradas destacadas
Entradas recientes